Educarte para valorarte

Educarte para valorarte

lunes, 1 de febrero de 2016

Los niños "malos"

Estoy seguro de que, ya sea a través de tu experiencia personal como estudiante, o de tu labor como profesor de primaria o secundaria, has convivido con ese grupo de alumnos al que todos llaman "conflictivo", al grupito que suelen poner en la misma clase para que no perturben al resto de sus compañeros. Sí, esos de los que nadie quiere oír hablar; "los malos", para ser claros. Se trata de alumnos desafiantes, que ponen a prueba tus límites, llegando a sobrepasarlos más de una vez, a los que parece no importarles ni lo que pienses tú, ni sus compañeros, ni el director, ni sus padres... ¿Qué pasa con estos niños? ¿De verdad no les importa nada? ¿Por qué nos tomamos sus actuaciones como algo personal? La respuesta a estas preguntas es en la mayoría de casos: "porque  nos desestabilizan la clase y nos requieren un esfuerzo extra".
Pero es que ser docente, amigo, es mucho más que transmitir los contenidos de tu asignatura. Después nos sorprendemos cuando vemos en la televisión casos extremos en los que hijos salen agrediendo a sus padres. Ahí todos nos preguntamos: "¿Cómo hemos llegado hasta aquí?" Pero ya es demasiado tarde. 
Propongo, en cambio, que cuando veamos un acto "conflictivo" en el aula, cuando veamos un niño intentando sacar nuestro lado autoritario, nos preguntemos: "¿Qué hay detrás de este comportamiento?"  Las respuestas pueden ser múltiples, pero en la mayoría de los casos se trata de alguna carencia afectiva o emocional con respecto a las figuras parentales. He ahí la importancia de la detección a edades tempranas para evitar desenlaces tan trágicos. En lugar de optar por la vía que optan la mayoría de colegios e institutos, que es acumular partes de expulsión, gritos, castigos, malas contestaciones y tensión con el único objetivo de perder al niño o niña de vista, es decir, evitar el problema... ¿Qué tal si optamos por la vía de la comprensión, del cariño y del amor? Si entramos en clase con la visión del águila, ¡todo será mucho más fácil! Si tú sabes que detrás de un "niño conflictivo" hay un niño clamando tu atención y cariño, ¡no te ofenderás y serás capaz de ayudarle!
Detrás de una actitud desafiante hay un niño pidiendo límites, que se le reconozca lo que hace bien o simplemente alguien pidiendo cariño y afecto. A veces basta con escucharlos, otras no, por supuesto. Pero para ello, en lugar de invertir el tiempo en leyes absurdas que lo único que buscan es que los menores estén encerrados durante horario escolar como si de animales en un zoo se tratase, deberíamos invertirlo más en profesionales de lo social y del mundo de la psicología que trabajasen conjuntamente con los docentes e interviniesen en las familias, atendiendo las necesidades individuales de cada una. Se trata de zanjar el problema desde la raíz consiguiendo así que niños que no tienen los recursos ni las herramientas para hacerlo, logren ser felices y puedan relacionarse de manera sana con el mundo que les rodea.
Recuerda, nadie es malo por naturaleza.


3 comentarios:

  1. Tienes razón, el hombre es un ser bueno por naturaleza. Sin embargo la educación actual exige al maestro en ocuparse e sus asignaturas o programaciones y que los alumnos aprendan, dejando de lado ese lado emocional e importante, ya que cuando observamos esa conducta y queremos conversar con el alumno para entenderlo mejor, resulta que ya debemos estar en otro salón dictando otra clase. De todos modos si considero que esto es muy importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, María Isabel. Tienes toda la razón, el sistema no ayuda en el caso de Secundaria, pero con un equipo de docentes emocionalmente inteligentes, involucrados en su profesión y que colaboren con el tutor y departamento de orientación, solo con eso, las cosas ya irían un poco mejor. El problema es que la mayoría de docentes tienen todavía que aprender a mirar al que tienen delante sin juicios. En este caso, sus alumnos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar