Educarte para valorarte

Educarte para valorarte

lunes, 8 de diciembre de 2014

Actividad navideña en el aula de Lengua Extranjera: Regalando chatarra por Navidad.

¡Hola a todos!

La Navidad está a la vuelta de la esquina y supongo que la mayoría ya estaréis realizando actividades relacionadas con la misma en vuestras aulas. Hoy quiero compartir con vosotros  una muy  bonita y divertida al mismo tiempo que he encontrado ojeando un poco por la red y que estoy seguro que a vuestros niños y niñas les encantará. Se trata de un juego que proviene de una tradición navideña del Norte de Alemania y los países escandinavos conocida como Schrottwichtelny (algo así como "regalando chatarra").

Los materiales necesarios para esta actividad son los siguientes:

- Un dado
- Villancicos  + un papel con las letras + reproductor de música
- Un regalo por alumno


Procedimiento:

Avisar a los alumnos en la sesión anterior de que deben buscar en su casa un objeto que ya no quieran o que no les sirva, envolverlo en papel de regalo y traerlo a clase el próximo día.

Importante: ¡El objeto que lleven debe estar en buen estado!

Ejemplos de regalos: unos CDs de meditación, unos trapos de cocina, una taza, figuritas, un libro, una pluma de escribir, un masajeador de cabeza, etc.

Una vez en clase, los alumnos han de colocar todos los regalos en una mesa. A continuación, el docente les indica que cada uno debe coger el regalo que más les llame la atención y volver a su sitio sin abrirlo.


Ahora tendrán que responder en una hoja: ¿Qué piensas que es tu regalo? ¿Por qué?

- Yo creo que mi regalo es… porque es un paquete pesado / ligero / grande / pequeño / duro / blando... // tiene forma de…

Una vez lo hayan escrito, deberán compartir con su compañero/a o con la clase en caso de ser un grupo pequeño su intuición acerca de qué contiene el paquete que han elegido.

Cuando hayan acabado… ¡Empieza el juego!

Las reglas son fáciles y simples y pueden variar según el nivel. El juego consiste en que cada alumno, por turnos, lance el dado. Si sale un…

1 – todos los regalos pasan al compañero de la izquierda.

2 – todos los regalos pasan dos puestos a la derecha.

3- se cambia el regalo por la persona que se elija, pero diciendo por qué se hace.
4- se pide un deseo para el próximo año

* Interesante para trabajar el subjuntivo: “Que los Reyes me traigan muchos regalos” o el condicional: “Me gustaría ir de vacaciones a una isla”).
 
5- se dice una frase de mínimo 6 palabras acerca de la Navidad.

6- se canta un fragmento de villancico en español.

Tras haber jugado una o más rondas… ¡Se abren los regalos!

Ahora deben volver a responder por escrito: ¿Qué es tu regalo? ¿Te gusta? ¿Por qué (no)?

- Mi regalo es… y me gusta mucho/no me gusta nada porque…

Y una vez más se pone en común con el resto de compañeros oralmente.

Para terminar, aquellos alumnos a los que no les gusta su regalo pueden continuar con una actividad de negociación.

    - Mi regalo no me gusta. Prefiero el regalo de… ¿Quieres cambiar tu regalo por el mío?

    - No, gracias. Mi regalo me gusta más porque...

    - Sí, encantado, tu regalo me gusta más que el mío porque…
      
He aquí una sencilla idea divertida y con materiales reales que pueden dar un poco de vida al aula además de ayudar a crear lazos entre los estudiantes. ¡La sorpresa, intriga, originalidad e inutilidad de los objetos hacen que el juego sea todavía más divertido! Espero que os haya gustado y podáis aplicarla con vuestros alumnos y alumnas =)

¡Feliz Navidad!



viernes, 5 de diciembre de 2014

Propuesta didáctica contra la Violencia de Género


Coincidiendo con una semana después del Día Internacional contra la Violencia de Género, hoy quiero compartir con vosotros una propuesta didáctica que he realizado junto con una colega estupenda (Aina Pinyol Illa) para combatirla y abordarla de manera explícita en el aula. Aprovecho para darle las gracias por su trabajo y colaboración. Ha sido un gran placer trabajar contigo :)

Esta entrada no puede hacer más honor al encabezado de este blog:

Educarte para valorarte

Pues bien, esta propuesta ha sido creada para ser implementada en el aula de Español Lengua Extranjera con alumnos de nivel avanzado. No obstante, es adaptable a otros niveles, así como a otras asignaturas (incluso en la hora de tutoría en la E.S.O.) y es interesante llevarla a cabo tanto con estudiantes adultos (da juego para mucho debate y reflexión) como adolescentes (con estos últimos lo es incluso más, ya que es una etapa clave en el desarrollo psicológico y la educación, como veremos, juega un papel esencial en la prevención de la Violencia de Género). En esta propuesta se trata el tema de manera explícita, aunque también es cierto que a través de la educación se puede prevenir con otro tipo de actuaciones, sin necesidad de tratarla explícitamente.

Los materiales didácticos necesarios para esta unidad son:

- la presentación prezi que hemos elaborado y que podéis descargar en este link.

- fichas de trabajo (podéis dejarme un comentario con vuestro correo electrónico para que os las envíe): dos canciones de Bebe y frases de la campaña de sensibilización.

- proyector y altavoces


La unidad no contiene unos contenidos lingüísticos concretos, pero sí que se trabajará todo el vocabulario relacionado con el tema, el futuro de indicativo, expresiones de acuerdo y desacuerdo y otros elementos discursivos, ya que la unidad es casi en su totalidad oral, por lo que las competencias de escucha y habla juegan un papel fundamental. En cuanto a contenidos transversales, creo que no es necesario indicar de cuáles se tratan.

 La unidad consta de tres bloques que, según el tiempo que dure una clase en tu centro, pueden corresponderse con tres sesiones o no. Las tres partes están incluidas y aparecen bien diferenciadas en la presentación prezi, esencial para el desarrollo de la misma:

1. Problema
Este bloque es el que introduce y expone el tema. En él, se pretende que los alumnos y alumnas adquieran una visión general sobre el problema, analicen cuál es la situación actual y la comparen con la de sus respectivos países.

En primer lugar, se realizará el visionado y la escucha de la canción "Malo" de la cantante Bebe, para que los alumnos completen los huecos. En este momento todavía no saben cuál va a ser el tema del que se va a hablar (es interesante jugar con la sorpresa para que estén motivados). Las palabras que tienen que adivinar han sido escogidas a propósito, ya que, tras haber corregido la actividad y haber analizado el tema de la canción, deberán clasificar las palabras de acuerdo con las siguientes categorías: víctimas, causas, consecuencias y solución.

¿Son las mujeres las únicas víctimas de la violencia de género? ¿Y los hombres? ¿Es el silencio una causa, una consecuencia o una solución? ¿Es la violencia solo física? ¿Son los hombres los únicos machistas? ¿Se creen éstos superiores o en el fondo les invade la inseguridad y se ven inferiores?

A continuación, se les propondrá una serie de preguntas acerca del tema. En parejas o pequeños grupos deberán preparar una respuesta para cada una de ellas que después pondrán en común con el resto para así compartir diferentes puntos de vista. Por último, el o la docente hará lo mismo con las que aparecen en la presentación, para lograr unas respuestas más precisas.

En la siguiente actividad se procederá al visionado de un fragmento del telediario donde se habla de la situación actual de la violencia de género en España  y se volverá a realizar la actividad anterior, pero esta vez con otras preguntas relacionadas con el vídeo. Para terminar, se les mostrará la metáfora del volcán: Todo lo que acabamos de ver no es más que la erupción del problema, el humo, lo que se ve. No obstante, en las próximas sesiones se procederá a analizar su raíz, ese magma ardiendo furioso que a través de pequeños gestos de violencia cotidiana (a veces no tan fáciles de ver a simple vista) suben poco a poco hasta estallar y dar lugar a lo que vemos (golpes, heridas, llantos, miedo, etc.).
 
2. Raíz

Como ya he mencionado, en esta parte se procederá a analizar de dónde viene el problema y cómo se materializa en el día a día. Para ello, se empezará recordando a los alumnos cuáles eran las causas que habían debatido en la primera sesión y se volverá a presentar la metáfora del volcán.

Posteriormente, se les presentará una serie de elementos que hacen referencia a situaciones cotidianas a través de las cuales se materializa la violencia (chistes, carteles de discotecas, un fragmento de una canción, viñetas de cómic, etc.). El o la docente irá comentando uno a uno con los alumnos y después les pedirá que los clasifique en las categorías que se les propone, así como que añadan las suyas propias. Tras haber analizado la raíz, se les dirá que la solución clave a este problema es la educación y se les enseñará un pequeño corto para que reflexionen acerca de ello. Este sirve de pequeña introducción para el último bloque.

3. Solución

En este último bloque se buscarán posibles soluciones al problema. Se empezará recordando y haciendo hincapié en que la educación tanto en casa como en la escuela es fundamental para lograr un cambio. Además, se les presentarán otras acciones que pueden contribuir al cambio. Por ejemplo, las campañas de sensibilización.  A continuación, se realizará una actividad (explicada en la presentación) en la que los alumnos serán partícipes de su propia campaña contra la violencia de género y a través de la cual se aprovechará para repasar el futuro de indicativo. Por último, se les enseñará dos vídeos, uno donde una niña expone su punto de vista sobre el concepto de mujer promovido por Disney y, por último, la canción Ella de Bebe, que ensalza la figura de la mujer y transmite un mensaje muy positivo. Al final de todo, a modo de conclusión, mostraremos dos imágenes extraídas de los dos vídeos de la cantante Bebe, en una con el rostro triste y enfadado
represemntando el estallido del problema y en la otra sonriente, tras haber sido dada a valer.

Eso es todo, para cualquier duda, sugerencia o crítica constructiva no dudéis en dejar un comentario. Espero que os haya gustado y que os anime a combatir el problema desde su raíz: la educación.

Ante la violencia: Tolerancia 0.

martes, 28 de octubre de 2014

Ideas para el Aula de Lengua Extranjera

Durante el último mes he tenido un poco abandonado el blog, pues he comenzado mi trabajo como Auxiliar de Conversación de Lengua Española en Bélgica y he estado bastante desconectado. 
No obstante, a partir de ahora, además de mis pequeñas reflexiones acerca de la Educación, también me gustaría compartir con vosotros, docentes de lenguas extranjeras, y, sobre todo, profesores de ELE y auxiliares de conversación, actividades e ideas que me vayan surgiendo a lo largo de esta experiencia para trabajar en el aula. Algunas tendrán, por supuesto, algún contenido transversal (IM, IE, etc.) y otras simplemente serán para reforzar la lengua. Son muchas las páginas donde se pueden encontrar recursos y actividades para llevar a cabo en el aula de Lengua Extranjera, por lo que yo también quiero aportar mi granito de arena a la comunidad. 

Compartir es vivir :)

En caso de que quisieseis las tarjetas que he elaborado para las actividades 1 y 2, no dudéis en dejarme un mensaje y os las mandaré sin problema.
Actividad 1: Nivel A1

Objetivo: Aprender vocabulario nuevo y asentarlo a través de la práctica conversacional. 
      Material:  Diferentes objetos, tarjetas 
      Descripción: 
1ª parte: ¿Qué es? 
    El docente sitúa en una mesa diferentes objetos que representan el vocabulario que quiere que aprendan sus alumnos (bolígrafo, tijeras, cartera, dinero, mochila, etc.).
      A continuación, reparte entre el alumnado tarjetas con las palabras que designan dichos objetos y manda a los alumnos adivinar qué palabra designa cada objeto y colocar las “etiquetas” sobre los objetos correspondientes. 
 2ª parte: ¿Tienes un/una…? 
      El docente da a cada alumno uno de los objetos anteriores, el cual deberá esconder. A continuación le da a cada alumno una tarjeta donde aparecerá escrito un pequeño contexto y una petición del objeto. Por ejemplo, “Tengo hambre. Necesito algo de comer. ¿Tienes una galleta?”. Cada alumno deberá pasearse por la clase,  leyendo dicho enunciado al resto de sus compañeros hasta finalmente encontrar su objeto. 
3ª parte: ¿Para qué sirve…? 
Una vez todos los estudiantes hayan encontrado sus objetos, el docente va preguntando uno a uno para qué sirve dicho objeto. Por ejemplo:
A: “Mathilde, ¿qué tienes?”
B: “Tengo unas llaves”
A: “¿Y para qué sirven unas llaves?”
B: “Sirven para abrir la puerta”.

Actividad 2: Nivel A1

Objetivo: Practicar preguntas y respuestas de situaciones de la vida cotidiana.
Materiales: Tarjetas elaboradas por el docente.
Descripción:
-        Parte 1
Cada estudiante recibe una tarjeta con una o varias preguntas por un lado y una imagen relacionada con esas preguntas, del otro lado.
Los alumnos deben pasearse por el aula y formular la pregunta que aparece inscrita en su tarjeta a cada compañero que se encuentre, así como responder a la pregunta de la tarjeta de su compañero. Una vez hayan finalizado, se intercambiarán las tarjetas y continuarán con la actividad hasta que el profesor lo indique.
-        Parte 2
Los estudiantes deberán hacer lo mismo que en la primera parte. No obstante, esta vez solo podrán ver la imagen de la tarjeta del compañero e intentar recordar la pregunta que se asocia a dicha imagen sin leerla. Esto les ayudará a memorizarlas.

Actividad 3: Todos los niveles

Objetivo: Repasar preguntas y respuestas ya aprendidas
Material: Pelota
Descripción:
Al comienzo de la clase, el profesor manda a todos los estudiantes que se pongan en pie. Lanza la pelota a uno de sus alumnos y le hace una pregunta. Por ejemplo, “¿Cuántos años tienes”? El estudiante responde, pasa la pelota a otra persona,  le formula otra pregunta y, cuando ésta le conteste, se sienta. El juego continúa hasta que todos se hayan sentado.
Esta actividad es muy útil para consolidar conocimientos en niveles bajos, sobre todo si se hace todos los días al comienzo de la clase. La complejidad de las preguntas variará según el nivel.

Actividad 4: Todos los niveles   ¿Realidad o ficción?

Objetivo: Conocer mejor al alumnado
Material: Bolígrafo y papel
Descripción:
El profesor o la profesora pide a todos los alumnos que escriban en un trozo de papel tres aspectos sobre sí mismos que no tienen por qué conocer el resto. Dos han de ser ciertos y uno falso. Por turnos leerán sus tres hechos a los demás y la clase votará cuáles creen que son verdad y cuáles mentira.

Actividad 5: B1 – B2 – C1 – C2

Objetivo: Enriquecerse con vocabulario específico, mejorar la competencia escrita, trabajo cooperativo.
Materiales: Papel, bolígrafo, periódico/Internet.
Descripción:
Se divide a la clase en pequeños grupos. Cada grupo debe elegir un tema de actualidad sobre el que escribirán un pequeño artículo.  En primer lugar, deben hacer una lista con todo el vocabulario que crean que van a necesitar.  A continuación, compartirán oralmente con los demás grupos dicha lista e intentarán completarla. Posteriormente deberán proceder a escribir el artículo. En la siguiente sesión compararán su artículo con uno real sobre el mismo tema sacado de un periódico para así poder ver qué podrían mejorar.

Actividad 6       A partir de A2

Objetivo: Presentarse y conocerse mejor, repasar vocabulario, trabajar el autestima del alumnado.
Materiales: Una caja, papel y boli
Descripción:
Si los alumnos ya se conocen, el profesor escribe papeles con los nombres de todas las personas de la clase y los deposita en una caja o una bolsa. Los alumnos han de coger un papel que no contenga su nombre y el profesor les pide que escriban en el mismo papel algún aspecto positivo sobre la personalidad de esa persona (no el físico) y cuando terminen que lo vuelvan a meter en la caja o bolsa. A continuación el profesor irá sacando los papeles, nombrando a la persona para que se levante, se presente y diga qué cree que han podido decir positivo sobre é o ella. Finalmente, el profesor lee lo que sus compañeros han dicho sobre esa persona y le entrega el papel para que lo guarde y lo lea cuando lo necesite.
Con esta actividad se trabajan distintos aspectos de la Inteligencia emocional como el autoconocimiento (cómo nos vemos y cómo nos ven los demás), el autoestima y la empatía.

 Amar - Querer - Gustar - Encantar - Caer
Esto no se trata de una actividad. Sin embargo, es algo que a los alumnos de Español Lengua Extranjera les cuesta mucho diferenciar y nunca viene bien aclarado en los libros.  Por lo que he creado una infografía que comparto con vosotros y que puede resultar últil. 




¡Espero que os hayan sido útiles!

miércoles, 3 de septiembre de 2014

El alumno con TDAH

Estoy seguro que durante los últimos años son muchas las ocasiones en las que habéis escuchado hablar de alumnos y alumnas (aunque en este caso la mayoría sean alumnos) que padecen TDAH. En la entrada de hoy, quizás un poco extensa, pero lo considero necesario, pretendo hacer visibles a este tipo de alumnos que, por desgracia, en muchas ocasiones son víctimas del estigma social y de la falta de empatía por parte de las personas que les rodean.

¿Qué significan las siglas TDAH?
TDAH es la abreviatura de Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad.

¿Qué NO es el TDAH?
Debido al término “Hiperactividad” se confunde este trastorno con niños que simplemente son revoltosos, que tiene mal comportamiento y que no paran de incordiar. El TDAH es mucho más que eso, el principal problema reside en sus dificultades de autocontrol y falta de concentración, y los problemas que ello causa en el rendimiento escolar.

¿Qué significa ser TDAH, entonces?
Este trastorno se caracteriza por la presencia de tres síntomas: déficit de atención, impulsividad e hiperactividad motora y/o vocal. No todos los niños con este trastorno manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad. Para confirmar que un niño es TDAH, estos síntomas tienen que darse en al menos dos ambientes distintos  de su vida: en la escuela, en su casa, en su entorno en general…

¿Cuáles son sus características?

Las características principales de sus síntomas son las siguientes:

1.  Déficit de atención: Esta clase de niños/adolescentes son menos capaces de mantener el mismo grado de compromiso en las tareas que otros niños y niñas. Les es imposible prestar atención suficiente a los detalles. Pierden su concentración en tareas rutinarias. Sus trabajos suelen ser sucios y desordenados y cambian de una actividad a otra sin terminar ninguna de ellas, evitando las que requieren esfuerzo. También suelen perder el material y olvidar las cosas. Dado que el déficit de atención es algo que no se ve, ya que no es una discapacidad como la del niño o niña que está en silla de ruedas, muchos profesores optan por la vía fácil: « ¡Qué desastre eres!» « ¿Pero cómo tienes el pupitre tan guarro? ¿En tu casa te dejan tenerlo así?» « ¡Eres un vago!».
¿Vago? ¿Estáis seguros de que el niño es vago? Para una tarea en la que sus compañeros invierten 5 min él tiene que invertir el doble de esfuerzo para centrar su atención. ¿No será que está falto de motivación? Pero claro, ahí la responsabilidad ya es nuestra, no del alumno. No conviene verlo.


2. Impulsividad. La mayoría de niños y niñas ven su comportamiento controlado por los adultos a través de normas  externas que con frecuencia se oponen a sus deseos y que acaban por interiorizar. Esto les permite autocontrolarse. No obstante, el niño/adolescente con TDAH ve este proceso alterado, ya que tiende a querer satisfacer sus deseos inmediatamente y es incapaz de tolerar la frustración. De manera esquemática funcionarían así: DESEO Y ACTÚO, en vez de DESEO, PIENSO Y LUEGO ACTÚO. El niño/adolescente impulsivo es impaciente, le cuesta mucho respetar el turno e interrumpe constantemente a los demás («¡Eres un maleducado!»); sufre accidentes al realizar acciones sin pensar los peligros que conllevan («Pero, ¿cómo eres tan torpe?»); no reflexionan sobre distintas alternativas disponibles e incumplen las normas básicas del hogar y de la escuela. Por ello, resulta muy importante ayudarles a reconocer sus dificultades, aceptarlas, enfrentarse a ellas y poner unos límites educativos sanos y ajustados a su capacidad real.


3. Hiperactividad motora y/o vocal: Se manifiesta a través de una actividad corporal excesiva y desorganizada sin un objetivo concreto. El alumno se levanta constantemente, corretea por todos lados, le cuesta jugar a actividades tranquilas, habla en exceso, etc. Su energía la dirige hacia tareas y objetivos diferentes a los encomendados por sus padres/profesores.
«¡Es que no para quieto!». Pues no, es que no puede parar.

¿De qué forma debemos implicarnos los docentes con este tipo de alumnado?
Lo primero que debe hacer todo docente cuando se encuentra con un alumno/a TDAH es empezar por reconocer este trastorno. Algo que parece costar trabajo a muchos y muchas. Reconocerlo implica ser consciente de ello y respetarlo.

Una vez lo reconozcamos, debemos ser humildes y pedir ayuda a los orientadores del Centro y, en caso de no contar con su ayuda, informarnos por nuestra cuenta, hablar con psicólogos, etc. Solo de esta forma este tipo de alumnos dejará de sufrir el martirio al que se enfrentan muchos de ellos día a día y lograremos que alcancen los mismos resultados y logros que el resto de sus compañeros.

Son muchos los profesores que se niegan a hacer adaptaciones metodológicas en sus asignaturas rechazando el tratarlos como si fuesen diferentes al resto de alumnos. Olvidan pues, que todos somos diferentes y que precisamente lo más enriquecedor para un niño o niña es crecer rodeado de diversidad. No confundamos la igualdad de trato con la igualdad de derechos. Todos somos diferentes, con o sin TDAH y, por lo tanto, nuestro alumnado también. Es nuestra responsabilidad saber cubrir las necesidades individuales de todos.

Entonces, ¿qué adaptaciones metodológicas se pueden aplicar al alumno con TDAH?

Adaptaciones tan simples y sencillas como las que expongo a continuación:

1. Sentarlo cerca del profesor y lejos de ventanas y puertas para mantener distantes los estímulos que puedan distraerlos. Esto debe hacerse especialmente durante los exámenes. Incluso es aconsejable dejarles utilizar tapones para los oídos.
2. Controlar su material de trabajo: Procurar que no tenga encima de la mesa más material que el estrictamente necesario para la tarea que está realizando.
3. Animarle a utilizar la agenda y enseñarle a organizarse. De esta forma se contribuirá a evitar los olvidos frecuentes.
4. Dividir las actividades largas en varias actividades cortas. Esto ayudará a que el alumno centre su atención en cada una de las partes de la actividad y no tire la toalla tan fácilmente.
5.  Ser más flexible en los plazos de entrega de trabajos y exámenes. Recordad que no los olvidan o les lleva más tiempo a propósito.
6.  Transmitirles seguridad. Es importante valorar su trabajo diario y reconocerles su esfuerzo. Además, durante los exámenes es conveniente que se les permita consultar dudas con el profesor/a para que éste le transmita seguridad (no lo confundáis con resolverle el examen).
7. Ser flexible con la hiperactividad. Ya sabemos que tienen problemas para controlar su conducta, se levantan, hablan más de lo normal, etc. Dentro de lo razonable, conviene ser más flexible que con el resto de alumnos. Un estornudo es algo que no podemos evitar y que nos molestaría que nos cortasen, ¿no? Pues para ellos es algo semejante.
    
He aquí unos sencillos ejemplos de cómo podemos contribuir al buen desarrollo de este tipo de alumnado. Sinceramente, no creo que sea tan difícil. Solo basta dedicación, esfuerzo y mucho cariño. Normalmente se trata de niños que tienen el autoestima muy baja debido a todas las etiquetas que se les han puesto dada la invisibilidad de su trastorno.


Comparto con vosotros dos vídeos que relatan cómo se siente un niño con TDAH. Nunca dejéis de lado la empatía.




lunes, 25 de agosto de 2014

Las Nuevas Tecnologías en el aula

Después de un par de meses desconectado del blog, hoy vuelvo para hacer una pequeña reflexión acerca del uso de las Nuevas Tecnologías (TIC) en el aula. El Instituto Cervantes incluye el uso de éstas como una de las competencias clave que debe desarrollar todo docente de Lenguas Segundas y Extranjeras en nuestra era.

¿Qué implica esta competencia? Pues nada más ni nada menos que aprovechar el potencial didáctico que éstas tienen y promover su uso entre el alumnado para que lo integre en su proceso de aprendizaje.


No obstante, existen numerosos debates acerca de su uso. Detractores y defensores aparte, lo que está claro, bajo mi punto de vista, es que estamos en el siglo XXI, en plena era de la información, y que la mayoría de niños y niñas hoy en día saben cómo utilizar una Tablet prácticamente de manera innata. Por este motivo, no podemos huir de la realidad y no nos queda más remedio que intentar actualizarnos (a pesar de que hacerlo al nivel al que avanzan estas tecnologías sea complicado). Renovarse o morir. Creo que, como todo, un uso moderado de estas tecnologías puede ser muy beneficioso tanto para nosotros como para el aprendizaje de nuestro alumnado. Ya lo decía Aristóteles, la virtud está en saber dar con el término medio entre dos extremos.
Como todo, las Nuevas Tecnologías presentan una serie de ventajas y desventajas. Por un lado, hacen posible un alto grado de individualización del aprendizaje y permiten al alumnado aprender a su propio ritmo. Estos dos aspectos dan a los estudiantes más libertad para construir su propio conocimiento y ayudan al profesor a atender la diversidad y la heterogeneidad del alumnado que existe en el aula. Las TIC también permiten al docente centrarse en las tareas más importantes e indispensables de una lección. Por ejemplo, le permite concentrarse en enseñar a los alumnos y alumnas cuál es el verdadero valor del contenido que están aprendiendo y a relacionar eso nuevo que han aprendido con experiencias de aprendizaje anteriores.  Además, las TIC tienen el potencial de cambiar el cuándo y el dónde tiene lugar el aprendizaje y pueden constituir un medio de interacción social, ya que los alumnos y alumnas pueden conectar a través de distintas plataformas (Facebook, edmodo, twitter, blogger, etc.) y aprender los unos de los otros. No obstante, estas interacciones tienen lugar sobre todo a través del lenguaje escrito, por lo que el nivel de socialización y el número de actividades interactivas en el aula son menores que en una clase normal. Además, en el caso del aula de Lenguas Extranjeras, no estarían practicando sus destrezas orales.

Las TIC también constituyen un importante factor de motivación para este nuevo alumnado que ha nacido y crecido en la era de la información. Las actividades son mucho más llamativas, entretenidas, divertidas y ajustadas a su realidad fuera del aula. Recuerdo una anécdota que nos contó un profesor, que decía que un día se encontró a su sobrino de 10 años por la calle y, tras preguntarle a dónde iba, éste le contestó: «Al siglo pasado», haciendo referencia a su escuela. Estoy seguro de que lo que el niño realmente quería decir era «al paleolítico», pero por respeto se quedó con el siglo pasado. Os invito a reflexionar sobre esto. Sinceramente creo que es algo que deberíamos evitar a toda costa.

¿Cuántos Centros Educativos hay que disponen de TIC y sus docentes no les dan el uso que se merecen? Esto es otro factor importante a tener en cuenta. ¿Qué es hacer un buen uso de las TIC? ¿Disponer de pizarra electrónica y utilizarla simplemente para proyectar una presentación PowerPoint? Como podemos ver, el uso de las TIC requiere que el docente tenga una buena planificación, sea consciente de cómo las está utilizando en cada momento y organice actividades complementarias para reforzar la construcción de aprendizajes significativos.

En lo que respecta al aula de Lenguas Extranjeras, está demostrado que el uso de las TIC puede mejorar el aprendizaje y contribuir a remodelar nuestra visión acerca de la naturaleza de la lengua. Ésta no es un sistema fijo, sino un sistema que está siendo continuamente cambiado por aquellos que lo utilizan. Esto podría explicarse a través del hecho de que, cuando  los alumnos utilizan las nuevas tecnologías, al mismo tiempo están explorando la lengua utilizada en un proceso, lo que les permite observar su naturaleza cambiante.

Siguiendo la temática de este blog, quiero aprovechar para decir que las TIC también pueden ser utilizadas para enseñar valores. Os dejo aquí un recurso que incluye distintos cortometrajes, que pueden ser utilizados para educar en valores a nuestro alumnado. Una vez más, depende del docente saber organizar las actividades adecuadas y emplear estos vídeos de la forma correcta para que el aprendizaje sea significativo y los alumnos y alumnas estén motivados.
http://m.semana.com/educacion/articulo/diez-cortometrajes-para-usar-en-clase/397240-3

En fin, considero que las TIC son un componente que está en plena emergencia y que no podemos dejar de lado, ya que está demostrado que permiten mejorar el aprendizaje. Sin embargo, es importante saber utilizarlas de manera organizada y combinándolas siempre con otro tipo de actividades que no aíslen al alumno del resto de la clase, sino que le permita construir lazos con sus compañeros.

¿Y vosotros? ¿Utilizáis las TIC en vuestra aula? ¿Qué opináis acerca de su uso?



lunes, 9 de junio de 2014

La Inteligencia Emocional llega al aula

«El maestro sabe, enseña y ama, y sabe que el amor está por encima del saber y que solo se aprende de verdad lo que se enseña con amor». Gregorio Marañón

En otras entradas he mencionado conceptos como la empatía, la cooperación, la felicidad, etc. Sin embargo, no he dedicado ninguna a hablar de la base de donde emanan todos ellos. Por este motivo, esta entrada la dedico en su totalidad a la Inteligencia Emocional y al papel que ésta juega en la educación.

Como expliqué en la entrada anterior, según la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner, el éxito en la vida no solo viene garantizado por el Coeficiente Intelectual, sino también por otros tipos de inteligencia. En lo que se refiere a las «inteligencias personales», hay una dimensión de la que Gardner en su obra habla en numerosas ocasiones, pero que admite no haber explorado en profundidad. Estamos hablando del papel que juegan las emociones. Tal y como reconoce, su teoría solo se centra en el lado cognitivo de los sentimientos, pero no en el papel que estos desempeñan. Los primeros en hablar acerca de este concepto fueron John Mayer y Peter Salovey, pero el verdadero difusor fue Daniel Goleman, que publicó su bestseller en el año 1995 titulado «Inteligencia Emocional».

¿Y qué es la Inteligencia Emocional?

Para Daniel Goleman consiste en conocer nuestras propias emociones, gestionarlas eficazmente, motivarnos a nosotros mismos, reconocer las emociones de los demás y establecer relaciones positivas con otras personas. Por lo tanto, la competencia emocional consiste en la habilidad que tiene una persona para potenciar su Inteligencia Emocional en su vida cotidiana. A grandes rasgos, el modelo de Goleman contiene los siguientes elementos:

-     ·Conocimiento de las propias emociones: Saber lo que uno está sintiendo en un momento determinado y entender el impacto que dichas emociones o estados de ánimo pueden tener en los demás. Es una de las habilidades más difíciles de adquirir por parte de niños y adolescentes. En la escuela se puede trabajar a través de la reflexión, de la mediación de conflictos, diarios y periódicos escolares, etc., es decir, haciéndoles ver el impacto que tienen en el mundo que les rodea y cómo pueden optar por una decisión diferente la siguiente vez que deban tomarla.

-   ·Capacidad de controlar y gestionar las emociones: Controlar y redirigir las emociones, anticipando las consecuencias antes de actuar por impulso. Para ello, es necesario proporcionar a los niños herramientas como ejercicios de respiración y relajación, contar hasta 5 o tomarse un descanso. Esto les ayuda a gestionar su furia, frustración o nervios ante un examen de una forma menos estresante.

-   ·Capacidad de motivarse a uno mismo: Utilizar factores motivacionales para alcanzar objetivos, disfrutar del proceso de aprendizaje y ser perseverante ante los obstáculos. Es importante hacer ver a los niños que la motivación puede ser tanto extrínseca como intrínseca y que ellos solos pueden encontrar su forma de estar motivados. Esto no quita que los docentes no debamos contribuir a su motivación (acerca de este tema os recomiendo echar un ojo a la entrada: Motivando a nuestros alumnos).

-    · Empatía: Ser capaz de ponerse en el lugar del otro y entender sus emociones. Se puede trabajar a través de role-plays que hacen que los alumnos se pongan en los pies del otro. También se pueden llevar a cabo actividades donde evalúen asuntos de índole social relacionados con la justicia.

-   · Habilidades sociales: Controlar las relaciones con los demás.  Consiste en trabajar de manera cooperativa con los demás y resolver conflictos de forma efectiva. El aprendizaje por proyectos y las técnicas de aprendizaje colaborativo son dos buenas metodologías para desarrollar esta habilidad.

Como podemos observar, hay muchas razones por las que promover la Inteligencia Emocional en los Centros Educativos. Según Goleman, el bullying, los problemas de disciplina, la violencia o el abuso de drogas se ven reducidos de manera considerable en las escuelas que son emocionalmente inteligentes. Ya que está comprobado que tanto el comportamiento como los resultados académicos mejoran en aquellas escuelas que son inteligentes emocionalmente, lo interesante sería promover este tipo de inteligencia en todos los niveles educativos, desde Educación Infantil hasta Bachillerato. Pero es importante no olvidar que la Inteligencia Emocional no puede ser algo que se lleve a cabo de 08:30h a 09:20h, sino que ha de ser parte de la cultura del Centro Educativo y todos los profesores deben intentar educar en ella. Además, el trabajo en equipo entre profesores hace que pongan en común sus mejores habilidades, estrategias e inteligencias y produzcan así el mejor de los resultados tanto para sus alumnos y alumnas, como para su propio desarrollo personal y profesional.

Aunque es cierto que la Inteligencia Emocional debe empezar a fomentarse en el ámbito familiar antes de comenzar la escuela, nosotros también debemos ser capaces de identificar y reconocer cuáles son las necesidades emocionales de nuestro alumnado y ser capaces de cubrirlas. Por supuesto, antes de empezar a educar en emociones es importante que el profesorado mismo aprenda a ser inteligente emocionalmente, si no el resultado de sus intentos habrá sido en vano. Para ello existen diversos programas de alfabetización emocional que ya se están implantando en algunos Centros Educativos. No obstante, los docentes interesados pueden optar por hacer otro tipo de cursos y formarse por su propia cuenta en este campo.

Si queremos que nuestros niños tengan éxito en sus vidas, es importante que creemos una relación positiva con ellos, por lo que debemos estar dispuestos a hablar de sentimientos en el aula y dejar las clases magistrales de lado. Los alumnos y alumnas necesitan que les enseñemos cómo controlar sus emociones y que ninguna emoción es “mala”, sino que la forma en la que la expresan no es siempre la más adecuada y debería mejorarse para estar más contentos consigo mismos y las personas que les rodean. Si nuestros niños perciben nuestra motivación a la hora de ayudarles a ser felices en sus vidas personales y profesionales, su motivación también aumentará y tendrá un impacto emocional positivo en sus vidas.

Comparto con vosotros una serie de vídeos y documentales donde podréis entender un poco mejor la importancia de este tema y el impacto real que puede llegar a tener:

·Educación Emocional en Infantil:

·Documental Entre Maestros:

·Ejemplo de escuela donde la IE forma parte de su cultura (en inglés):

·Marshmallow Test (sobre el autocontrol y los impulsos):

· Donde tus sueños te lleven (para entender un poco mejor todo esto):

¿Qué opináis? ¿Creéis, pues, que la Inteligencia Emocional es algo imprescindible?

viernes, 30 de mayo de 2014

Inteligencias Múltiples: Llegando a todo el alumnado

Hace tiempo que vengo queriendo dedicar una entrada del blog a las Inteligencias Múltiples. Seguramente a muchos de vosotros ya os sonará este concepto, mientras que para otros resultará desconocido. En mi caso, se trata de una pequeña puerta que se abrió hace poco y en la que he decidido profundizar, ya que la considero de gran relevancia.

Pero, ¿qué es la Teoría de las Inteligencias Múltiples? ¿Qué aplicaciones puede tener en la educación?

Como sabéis, tradicionalmente la inteligencia se medía a través de pruebas que medían el “Coeficiente Intelectual”, las cuales no evaluaban más que el resultado de tareas de razonamiento o resolución de problemas, pero que, sin embargo, no prestaban ninguna atención a la manera en la que los factores cognitivos interactúan con las habilidades. Las personas que hacían bien este tipo de pruebas eran “inteligentes” y, por tanto, buenas en todo, mientras que los que las hacían regular, también se les daba todo “regular”.  Aquí es donde entra en juego Howard Garder, un psicólogo estadounidense que se preguntó: «La música es considerada un talento y las matemáticas son inteligencia, pero ¿por qué debemos llamar inteligentes a las personas buenas con los números y solo talentosos a aquellos que dominan el tono, la armonía, el timbre?».

Como podemos ver, Gardner reconoce que la brillantez académica no lo es todo: para desenvolverse bien en la vida no basta con tener un gran expediente académico. ¿Cuántos grandes científicos hay con bajos niveles de habilidades sociales? Triunfar en los negocios, ser un deportista de élite o un as de los idiomas requiere ser inteligente, solo que se trata de un tipo de inteligencia diferente. No se trata de poseer una inteligencia mejor o peor, ni mayor o menor, pero sí distinta. No existe una persona más inteligente que otra, simplemente sus inteligencias más desarrolladas pertenecen a campos diferentes.

Con esta premisa en mente, Howard Gardner crea su teoría denominada Teoría de las Inteligencias Múltiples, en la que inicialmente afirmó que las personas tenemos al menos siete inteligencias, aunque posteriormente añadió una octava y una novena. Estas inteligencias son complementarias (en ningún caso excluyentes las unas de las otras, todos tenemos todas) y pueden ser desarrolladas a lo largo de toda la vida. Esto quiere decir que cada individuo tiene un «perfil inteligente», que es el resultado de la combinación de todas las inteligencias. Estas 9 inteligencias pueden resumirse de la siguiente forma:

1.      Inteligencia verbal-lingüística: es la que utilizamos para emplear las palabras de manera eficaz para comunicarnos tanto oralmente como por escrito. Es la inteligencia de los lingüistas, poetas, docentes, traductores, intérpretes, periodistas, etc.
2.      Inteligencia lógico-matemática: es la habilidad para utilizar los números y los razonamientos eficazmente y pensar de manera lógica y sistemática. Las personas que tienen esta inteligencia más desarrollada son normalmente ingenieros, científicos, matemáticos, informáticos, etc.
3.      Inteligencia visual-espacial: esta inteligencia implica la capacidad para orientarse en el espacio, percibir imágenes mentales, internas y externas, y recrearlas. También supone una sensibilidad a la forma, tamaño y color de los objetos. Las personas con esta inteligencia suelen optar por puestos de arquitectos, pintores, escultores, diseñadores gráficos, etc.
4.      Inteligencia corporal-quinestésica: consiste en la capacidad de utilizar el cuerpo para expresarse y resolver problemas. Supone tener destrezas de coordinación, equilibrio, flexibilidad, fuerza y velocidad. Algunos profesionales con una alta inteligencia corporal-quinestésica son atletas, bailarines, acróbatas o actores.
5.      Inteligencia musical-rítmica: permite a las personas que las tienen desarrollada expresar sus emociones y sentimientos a través de la música. También implica ser sensible al ritmo, al tono y al timbre de la música. Aunque los músicos, compositores, cantantes, etc. tienen un alto nivel de esta inteligencia, no solo está restringida a este tipo de profesiones.  Cualquier persona que disfrute cantando en la ducha, inventándose canciones, o que desahoguen sus emociones a través de la música también tienen esta inteligencia desarrollada.
6.      Inteligencia interpersonal: implica entender a los demás, ser empático y relacionarse eficazmente con ellos, es decir, entender los estados de ánimo, sentimientos, motivaciones e intenciones de otras personas. Esta inteligencia se puede emplear para ayudar, manipular y persuadir a los demás y es típica de profesionales como comerciales, psicólogos, abogados, directores, etc.
7.      Inteligencia intrapersonal: consiste en conocerse y entenderse bien a uno mismo. Incluye conductas de autodisciplina, de autoconocimiento y de autoestima. Las personas con un alto nivel en esta inteligencia tienden a ser terapeutas, escritores y líderes religiosos.
8.      Inteligencia naturalista: es la facilidad para distinguir, clasificar y utilizar elementos del entorno y de la naturaleza (el reino animal y vegetal). Comprende las habilidades de observación, experimentación, reflexión y preocupación por el entorno. Profesiones relacionadas con esta inteligencia son la de biólogos, geólogos, ecologistas, etc.
9.      Inteligencia espiritualista: esta es la última inteligencia que Gardner añadió a la lista de IM. Según él, las personas con esta inteligencia practican a menudo la meditación y les preocupan aspectos de la condición humana como el significado de la vida, la muerte y el amor. Esta inteligencia es la más controvertida de todas y aún no ha terminado de teorizar sobre ella.

Esta nueva visión pluralista de la inteligencia afecta de lleno a la educación. El sistema educativo tradicional tan solo se centra en desarrollar la inteligencia lógico-matemática y la verbal-lingüística, dejando de lado todas las demás. Esto se traduce en que la mayoría de Centros Educativos solo enseñan de manera eficiente a un número restringido de alumnos que poseen grandes habilidades lingüísticas y de pensamiento lógico, mientras que a los demás se les deja de lado. Esta teoría, por lo tanto, supone un nuevo paradigma para le educación, ya que requiere que se creen entornos de aprendizaje individualizado en el que se tengan en cuenta las necesidades y estilos de aprendizaje individuales de cada estudiante.

Cuando un docente se compromete a implementar esta teoría en el aula, debe tener presente que todas las inteligencias son igual de importantes y que necesita desarrollar todas ellas y no solo las que él considera importantes. Es esencial que el profesor o profesora en cuestión evalúe cuáles son sus propias Inteligencias Múltiples, ya que si no, éstas afectarán en gran medida a sus estrategias de enseñanza. También es importante hacer consciente al alumnado de cuáles son sus Inteligencias Múltiples, ya que éstas constituyen una gran herramienta de autoconocimiento que le permitirá elegir la carrera profesional que mejor se ajuste a sus habilidades y talentos y, por lo tanto, encontrar su lugar en la sociedad y en la vida, además de ser felices y sentirse motivados con aquello que están haciendo.

He aquí algunas actividades que se pueden implementar en el aula de lenguas extranjeras para el desarrollo de todas las inteligencias (se puede optar tanto por incluirlas todas en una lección, lo cual requiere más trabajo, o por ir desarrollándolas todas de manera progresiva a lo largo del curso):

·  Verbal-lingüística: leer, juegos de palabras, contar historias, escribir cartas…
·  Visual-espacial: vídeos, fotos, dibujos, mapas conceptuales…
·  Lógico-matemática: juegos de lógica, puzles, ordenar, comparar, gramática…
·  Musical-rítmica: cantar, escuchar música, escribir canciones…
·  Naturalista: salidas a la naturaleza, poner música de fondo que emita sonidos de la naturaleza, actividades relacionadas con animales…
·  Interpersonal: debates, entrevistas, juegos en grupos…
·  Intrapersonal: analizar, reflexionar, escribir un diario o portafolio…
·  Corporal-quinestésica: role-plays, ejercicios de relajación, tocar, manipular, moverse…

Dejo también un enlance donde podéis realizar un test que mida cuáles son vuestras Inteligencias Múltiples. Eso sí, está en inglés. Espero que os sirva de ayuda: http://www.edutopia.org/multiple-intelligences-learning-styles-quiz

¿Y tú?
¿Qué inteligencias tienes más desarrolladas?
¿Qué opinas de este paradigma educativo?